“Caída de la casa Usher” de Edgar Allan Poe, un relato sobre la decadencia del cuerpo y la mente

La caída de la casa Usher de Edgar Alán Poe

Edgar Allan Poe (1809-1849) nacido en Estados Unidos, fue un poeta, escritor, crítico y periodista, reconocido como uno de los mayores exponentes del cuento corto y cuento de terror del mundo. Este es un relato corto donde se muestra de manera fantástica la historia de los últimos miembros de la familia Usher, que reflejan claramente la debilidad de cuerpo y alma. 

Mira también: Laura Restrepo, La Isla de la Pasión

En primera persona, el narrador cuenta su visita a un amigo de la infancia, Roderick Usher, propietario de una mansión cuanto menos extraña. Este hombre se encuentra enfermo y le avisa para que venga a animarlo. Vive con su hermana, Lady Madeline, que también está muy enferma y por lo que él se siente muy triste.

Hay que destacar el papel fundamental de la casa, ya que su influencia en los personajes y viceversa es decisiva. También la fuerza negativa que subyace en esa influencia y que lleva a la muerte de los dos protagonistas y a la destrucción del edificio. Esa fuerza enseguida se descubre al comienzo del relato cuando el narrador describe su llegada y el sentimiento de pena y tristeza que le produce la visión de la gran casa.

Esto lo destacan autores especializados en su obra, como lo destaca el autor Tang Weisheng, “si leemos la historia con más atención, encontraremos que estos comentarios no han tenido en cuenta un hecho conspicuo en el texto de Poe: Poe gasta una enorme cantidad de tinta en representar los alrededores de la Casa Usher y los objetos que contiene. De hecho, la historia de Poe está tan llena de cosas que cualquier descuido resultaría en una inadecuación para explicar su ingenioso diseño en la historia, especialmente cuando se toma en cuenta la “filosofía de la composición” de Poe”1. 

Por supuesto, ante esta primera impresión, la muerte se presagia porque cuando está viendo la casa y sus alrededores, como el lago y los árboles secos, sólo puede tomarla como algo que está al final de su resistencia al tiempo, igual que el de sus habitantes, los dos últimos Usher. “Durante todo un día de otoño, triste, oscuro, silencioso, cuando las nubes se cernían bajas y pesadas en el cielo, […], una región singularmente lúgubre del país; y, al fin, al acercarse las sombras de la noche, me encontré a la vista de la melancólica Casa Usher. No sé cómo fue, pero a la primera mirada que eché al edificio invadió mi espíritu un sentimiento de insoportable tristeza.” (Poe, 1998, pág. 172).

Otras consideraciones sobre La Caída de la Casa Usher

Sin embargo, es Lady Madeline, enterrada viva antes de su hora, quien provoca la destrucción de la casa, antes de su hora también, y la muerte de su hermano, para hundirse todo ello en el lago, tal y como acaba el relato.

En relación a los personajes y la posición que toma el escritor como narrador, este no interviene decisivamente en la historia o en el destino de los protagonistas. Parece que Poe se ha deshecho de parte de su complejidad personal plasmando o, más bien reflejándola, en Roderick y Madeline, sobre todo en el primero.

De esta manera, la posición del narrador es meramente observadora. La enfermedad y demencia de Roderick reflejan la debilidad de la mente. A su vez, la enfermedad de Lady Madeline encarnaría la debilidad del espíritu. También sería la figura de la madre del narrador, que aparece y desaparece por los corredores de la casa, en un intento de volver a la vida sin conseguirlo. Sobre Lady Madeline o la búsqueda de la madre perdida caerían todos los cambios de ritmo del relato. Acerca de esto podemos destacar este párrafo  “Un sorprendente parecido entre el hermano y la hermana fue lo primero que atrajo mi atención, y Usher, adivinando quizá mis pensamientos, murmuró algunas palabras, por las cuales supe que la muerta y él eran mellizos y que entre ambos habían existido siempre simpatías casi inexplicables.” (Poe, 1998, pág. 179)

El relato de “La caída de la casa Usher” es una gran obra misteriosa, que recurre a lo tétrico para tener ese toque especial y fantástico característico de Edgar Allan Poe. Narrado en primera persona, como el amigo de Roderick, Poe de entrada empieza a mostrar varios detalles en las descripciones que dan una breve idea de lo que se avecina. Si bien se conoce de entrada, es que la casa lleva el nombre de la familia ‘Usher’, esto indica claramente que en esa casa, han vivido todas las generaciones de la familia. Con la descripción de la casa y el estado de salud de los integrantes de la familia, se ve como estos tres elementos del relato se relacionan entre sí, llegando a tal punto en el que si uno de ellos muere, el resto va a correr la misma suerte.

—————————–

  1. Weisheng, Tang. La estética gótica de las cosas de Edgar Allan Poe: releyendo ‘La caída de la casa Usher’. Obtenido de https://go.gale.com/ps/i.do?p=LitRC&u=lincclin_spjc&id=GALE%7CA549223543&v=2.1&it=r&sid=ebsco

Leave a Reply

Your email address will not be published.